Arturo Acosta Villaveces: «no nos vamos a quedar con los brazos cruzados»

El Gerente liquidador del Cúcuta Deportivo, nombrado por la Superintendencia de Sociedades, Arturo Acosta Villaveces y la Fundación Amigos del Cúcuta Deportivo se reunieron con la prensa para dar esa luz de esperanza que no está muerto, quien pelea. La conferencia con los diferentes comunicadores se dio en el Hotel Casablanca donde el doctor Acosta explicó lo que se está haciendo para tratar de resucitar el equipo de la mano del Juez de Concurso de la SuperSociedades, quienes son últimas los que toman decisiones, porque el opera como asistente de este proyecto que se llama «Liquidación», aunque, prefiere que lo llamen Gerente reactivado, porque la idea en definitiva que tiene es salvar de la muerte al equipo, que por disposición de la Dimayor fue desafiliado.

Para Acosta, la Dimayor y la Federación Colombiana de Fútbol están jugando solos el partido, al no reconocer ningún valor de la institución y congelar la participación del equipo, incumpliendo una orden del Juez del Concurso. Asegura que no se van a quedar con los brazos cruzados.

«Unas serán las decisiones que tome el juez de las decisiones alrededor de esas dos entidades, otras serán las acciones que en mi grupo de trabajo, encontremos que son viables para defender los intereses del club, de una manera no dilatar, entiendan que yo no voy a tratar de tener procesos que demanden que algún juez civil, nacional, o internacional, etcétera resuelvan la cosa en tres o cuatro años, el club no resiste estar tres o cuatro años peleando, el club necesita decisiones que sean de corto plazo»

En poco tiempo, la sensación que deja el doctor Acosta es que no llegó para enfrentarse para cazar peleas, el objetivo es volver a jugar fútbol profesional. Era necesario conseguir el reconocimiento deportivo para poder trabajar en la esencia del equipo que trabaja en organizar la base, con un entrenador David Suárez que está mirando jugadores de la ciudad para continuar su formación, acción que está autorizada por la Superintendencia de Sociedades.

Esa tarea puede demandar en su inicio costos que superan los 40 millones de pesos mensuales, por lo que se hace necesario encontrar patrocinadores. Para el abogado, el tema jurídico con la Dimayor y La Fedefútbol, pueden dejar varios caminos del regreso, que en principio se hace difícil porque los presidentes de los clubes fueron duros con el club y suaves con el Presidente José Augusto Cadena.

«Todavía estamos jugado este partido, no crean que porque tomaron esas decisiones, ya se perdió todo, al contrario, apenas empieza el proceso. Evidentemente  no nos notificaron no nos dieron oportunidad de defensa» 

La tarea que tiene Acosta la define como una tarea que no es fácil que es grande , pero que debe hacer paso a paso, no es la más amable, pero hay que hacerla.

«Enfrentar a unos actores que se oponen a este proceso de reactivación del club, que tienen mucha influencia en la industria, que tienes sus personalismo incorporados acá que se atreven a desconocer y desacatar las órdenes del juez en total que no es una tarea normal, fácil de llevar y que en total diga mañana logro tener la solución» 

Luz tenue que alumbra al final del túnel para que Cúcuta Deportivo resucite, habrá que tener paciencia y como buenos «motilones» batallar hasta el último aliento.

 

 

 

 

Pauta con Nosotros